Mi Blog

Archive for abril 2010

Cuando leí Ensayo Sobre la Ceguera de José Saramago, lo encontré magistral, y ahora que vuelvo a encontrarlo en “El Mito Internet”(1), no puedo más que escoger a tan destacado escritor para el comentario de esta entrada.

"El Mito Internet" de Le Monde Diplomatique

En el capítulo “¿Qué es la comunicación?”, el Premio Nobel critica con mano dura la revolución digital. “Con la posibilidad de acceder de lejos a todos los documentos que necesitamos, el riesgo de deshumanización aumenta. Y de ignorancia”(2). Queda claro que el internet no sólo tiene una cara bonita. Pero me llama la atención cuando describe un escenario que, siendo fruto de la ciencia ficción, me es demasiado familiar: “Cada uno encerrado en su departamento, aislado de todos y de todo, en la soledad más horrible, pero conectado a Internet y en comunicación con todo el planeta”(3).

Comunicarnos se ha convertido en un acto impresencial e, incluso, impersonal. Podemos decir todo por MSN o Facebook, y nos acomoda. Pedir pololeo, terminar una relación, concertar citas, hacer trabajos en grupo, etc. Internet nos ha solucionado muchas cosas que nos complica hacer/decir a la cara.

Tal como dice el portugués, “como si derrepente la comunicación hubiese devenido un asunto de ángeles”(4). Hablar con otro ya no significa estar a su lado o escuchar su voz. ¿Es eso realmente comunicarse? Para mí sí lo es y me vuelvo cómplice al afirmarlo. Crecí chateando y entablé relaciones con gente que nunca había visto en persona, y no fue complicado. Al parecer, con el internet uno es capaz de liberarse, porque no ven si te sonrojas cuando te averguenzas o si lloras cuando te apenas.

Más que crititcar, creo que debemos  aprender y aprehender esta nueva manera de comunicarnos, porque no es menos válida al no ser en vivo y en directo. Esta innovación en la comunicación gana espacios en la vida cotidiana, especialmente entre los usuarios de la web y como soy parte de ellos, soy partícipe de esta nueva forma de comunión. La revolución digital me ha atrapado en la red y pronto seremos muchos más.

Lo siento señor Saramago, pero esta vez no le encuentro la razón.

_______

(1) Libro de la editorial “Aún Creemos en los Sueños”, perteneciente a la colección del periódico “Le Monde Diplomatique”.

(2) SARAMAGO, José. “El Mito Internet”, pág. 11

(3)Ibídem, pág. 12

(4)Ibídem.

Anuncios

Bajo el nombre de Reconstruyamos Chile, ayer lunes 12 de abril se llevó a cabo el primer cónclave de la Concertación tras haber perdido las pasadas elecciones presidenciales. Una reunión que si bien tenía por objetivo dar a conocer el plan de reconstrucción, se caracterizó por ser puro pelambre sobre el nuevo gobierno.

La oposición con su mejor cara. Foto: El Ciudadano

En la junta se planteó la creación de una serie de comisiones, cada una encabezada por un líder y con una tarea determinada. Ocho en total son los ámbitos en los que se centrará el plan estrella de los enojados concertacionistas, quienes creen que con esta idea  llegarán al poder el 2014.

Sin embargo, y como todo en la vida, esta reunión estuvo repleta de críticas. Muchos dicen que no hubo nada de cónclave, sino que fue pura pantalla para juntarse a hablar mal sobre la gestión de Piñera y que la autocrítica no estuvo invitada a la fiesta.

Y claramente fue así. Bastó con prender la tele anoche a eso de las nueve para notar lo picados que están los ex presidentes y todo su séquito de adoradores, pues la actual oposición no ha hecho más que imitar lo que hizo la derecha durante los 20 últimos años: criticar, criticar y nada más que criticar.

Como era de esperar, esta ventilada reunión estuvo llena de dimes y diretes. Pero mejor es pensar en la reconstrucción, que es más importante que la burda pelea entre derecha e izquierda que todos los días podemos ver en los medios de comunicación.

Internet llegó a invadir hasta el último rincón de nuestras vidas y todo lo que antes conocíamos cambió. Una de estas cosas fueron los medios de comunicación, el cuarto poder, como quiera llamársele. El ciberperiodismo ha llegado para quedarse, entendido como “la especialidad del periodismo que emplea el ciberespacio para investigar, producir y, sobre todo, difundir contenidos periodísticos[1]. La manera de escribir ya no es la misma, porque en este mundo web la inmediatez es el eje de esta máquina, pero ¿qué tan positiva resulta esta novedad?

Con el nuevo rumbo que tomó la redacción en el periodismo, la entrega de información en el espacio virtual se ha vuelto escueta y nada de profunda, “la gente está muy ocupada para detenerse sin ninguna recompensa[2]. Los detalles se están perdiendo creyendo que son innecesarios y la información es entregada “a la rápida”, dejando muchas veces un vacío informativo que cuesta rellenar si no se va más allá de la World Wide Web.

Si bien en cierto que estos nuevos soportes tienen como pilar a la brevedad e instantaneidad, muchas veces lo comunicado es insuficiente, limitándose a contestar el “qué” y el “cuándo” y no el “cómo” o el “por qué”, siendo igual de fundamentales en la elaboración de una noticia.

Este periodismo informativo de la era digital, más que basarse en la celeridad, parece descansar sobre la simpleza, perdiéndose así la calidad de la información. Y por si esto fuera poco, las páginas web de los medios de comunicación comienzan a ser más consumidas que los diarios o revistas de papel. ¿Tan impacientes nos volvió la web que somos capaces de conformarnos con lo mínimo? Deténgase un poco más de 5 segundos y podrá tener una opinión más certera sobre el mundo en el que vive conectado día y noche.


[1] CAMUS, Juan Carlos, “Tienes 5 segundos”, pág. 28. (http://tienes5segundos.cl)

[2] Ibídem, pág. 29.