Mi Blog

Internet llegó a invadir hasta el último rincón de nuestras vidas y todo lo que antes conocíamos cambió. Una de estas cosas fueron los medios de comunicación, el cuarto poder, como quiera llamársele. El ciberperiodismo ha llegado para quedarse, entendido como “la especialidad del periodismo que emplea el ciberespacio para investigar, producir y, sobre todo, difundir contenidos periodísticos[1]. La manera de escribir ya no es la misma, porque en este mundo web la inmediatez es el eje de esta máquina, pero ¿qué tan positiva resulta esta novedad?

Con el nuevo rumbo que tomó la redacción en el periodismo, la entrega de información en el espacio virtual se ha vuelto escueta y nada de profunda, “la gente está muy ocupada para detenerse sin ninguna recompensa[2]. Los detalles se están perdiendo creyendo que son innecesarios y la información es entregada “a la rápida”, dejando muchas veces un vacío informativo que cuesta rellenar si no se va más allá de la World Wide Web.

Si bien en cierto que estos nuevos soportes tienen como pilar a la brevedad e instantaneidad, muchas veces lo comunicado es insuficiente, limitándose a contestar el “qué” y el “cuándo” y no el “cómo” o el “por qué”, siendo igual de fundamentales en la elaboración de una noticia.

Este periodismo informativo de la era digital, más que basarse en la celeridad, parece descansar sobre la simpleza, perdiéndose así la calidad de la información. Y por si esto fuera poco, las páginas web de los medios de comunicación comienzan a ser más consumidas que los diarios o revistas de papel. ¿Tan impacientes nos volvió la web que somos capaces de conformarnos con lo mínimo? Deténgase un poco más de 5 segundos y podrá tener una opinión más certera sobre el mundo en el que vive conectado día y noche.


[1] CAMUS, Juan Carlos, “Tienes 5 segundos”, pág. 28. (http://tienes5segundos.cl)

[2] Ibídem, pág. 29.

esto es una prueba

pensamientos de último minuto

Mirones

  • 325 hits

I like this

He dicho!